BLOG

RIESGOS ELÉCTRICOS

26/10/2018 - 08:41
RIESGOS ELÉCTRICOS

El voltaje o tensión de la energía eléctrica y la corriente eléctrica disponible en las empresas y en los hogares tiene energía suficiente para causar la muerte por electrocución de una persona. Incluso cambiar una bombilla sin desenchufar la lámpara puede ser peligroso. Es por eso que es importante conocer los riesgos eléctricos, como prevenirlos, los tipos, efectos y que hacer en caso de un accidente.

 ¿Qué son los Riesgos Eléctricos?

 Los riesgos eléctricos son todos aquellos riesgos derivados del uso de la electricidad.

 Si nos fijamos en el diccionario:

 Riesgo: Posibilidad de que se produzca un contratiempo o una desgracia, de que alguien o algo sufra perjuicio o daño.

 Según esto, podríamos definir el riesgo eléctrico como:

 Riesgo Eléctrico: Posibilidad de que se produzca un contratiempo o una desgracia, de que alguien o algo sufra perjuicio o daño por el uso de la electricidad.

La electricidad siempre está buscando un camino hacia la tierra (terreno) y si llegamos a estar en ese camino, podríamos recibir una descarga, que incluso podría matarnos.

 ¿Porqué es Tan Peligrosa la Electricidad?

 - No es perceptible por los sentidos del humano.

 - No tiene olor, solo es detectada cuando en un corto circuito se descompone el aire apareciendo Ozono.

 - No es detectado por la vista.

 - No se detecta al gusto ni al oído.

 - Al tacto puede ser mortal si no se está debidamente aislado. El cuerpo humano actúa como circuito entre dos puntos de diferente potencial (bajo tensión). No es la tensión la que provoca los efectos fisiológicos sino la corriente que atraviesa el cuerpo humano.

 ¿Cómo Prevenir los Riesgos Eléctricos?

 Si debes trabajar en instalaciones eléctricas recuerda las cinco reglas de oro y por este orden. El orden es muy importante:

 1º. Abrir todas las fuentes de tensión. Lo que se debe hacer es cortar la fuente de tensión, por ejemplo en las viviendas cortando el interruptor automático. Si trabajamos con baterías desconectarla de la instalación antes de emprender algún trabajo.

 2º. Bloquear los aparatos de corte. Se trata pues de asegurar que no puedan producirse cierres intempestivos en los seccionadores, interruptores, etc., bien sea por un fallo técnico, error humano o causas imprevistas.

 3º. Verificar la ausencia de tensión mediante un aparato de medida

4º. Poner a tierra y en cortocircuito todas las posibles fuentes de tensión.

 5º. Delimitar y señalizar la zona de trabajo. Se debe informar de los trabajos y señalizar (en los tableros) con tarjetas de seguridad a fin de evitar la acción de terceros, los cuales podrían energizar sectores intervenidos. En el siguiente enlace puedes ver las Señales de Seguridad.

MARCAS COMERCIALIZADAS